ESCUELA MUNICIPAL DE BELLAS ARTES DE VALPARAÍSO

 

La Escuela Municipal de Bellas Artes de Valparaíso fue creada por Decreto Alcaldicio de don Guillermo Winter, en agosto de 1960. Tal iniciativa fue posible gracias a la gestión realizada por un grupo de artistas liderados por el pintor Lajos Janosa, de origen húngaro. Esta necesidad cobra significación al considerar que Valparaíso -cuna del periódico más antiguo del país, del primer club de fútbol, de la primera compañía de bomberos, de la primera Bolsa de Comercio del continente, por nombrar algunas instituciones- se ha formado por un grupo heterogéneo de extranjeros e inmigrantes, lo que le otorga un carácter particular, muy propio y con una amplia y tolerante visión de su entorno.

Desde su fundación la Escuela ha tenido como tarea formar a sus alumnos en las diversas áreas de la plástica, contribuyendo así a la difusión del arte y conformándose en un aporte indudable a la construcción del patrimonio cultural de la nación. De tal manera se ha convertido también en un foco de interés y en una opción casi única para jóvenes de todo el país quienes -poseyendo la debida vocación e integrando por pertenencia estratos socio económicos medios y bajos- reconocen en estas aulas una legítima oportunidad de desarrollo.

De estas aulas han egresado, se han formado o permanecen en ellas, numerosos artistas en plena actividad que se han destacado tanto en el ámbito nacional como fuera de nuestras fronteras.

La Escuela brinda esta formación profesional a través de un currículo siempre actualizado y a la par de los tiempos y de las técnicas en uso. Tras cursar durante ocho semestres se entrega a los interesados su correspondiente Licenciatura en Arte con mención en una de sus disciplinas -Escultura, Grabado o Pintura según su especialización- pudiendo acceder al grado de Maestro en una de aquellas. Previo a ello, los alumnos que culminan el ciclo básico de seis semestres, pueden acceder al título de Instructor en Arte en la especialidad de su elección. La malla curricular está formada por Dibujo, Escultura, Grabado, Pintura, Estética, Historia del Arte, Composición, Gestión Cultural, Tecnología de los Materiales, Taller Central.

En forma paralela -pero no por ello de menos notoriedad- cuenta la Escuela con un Taller de Plástica Infantil y Adolescente. Este recibe a niños y jóvenes entre 5 y 17 años y en distintos grados académicos. Anualmente los inscritos participan en certámenes nacionales e internacionales, en los que han logrado importantes premios y reconocimientos.

La Escuela de Bellas Artes está ubicada en calle Camila Nº 119, en el Cerro La Loma de Valparaíso, a una cuadra de la central Avenida Alemania.

 secundarios de la región. Posee una gran experiencia trabajando con grupos de jóvenes ya que fue asistente de  dirección de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Valparaíso. Sin embargo, lo que me llevó a invitarlo a este proyecto fue su experiencia en la producción de registro del “canto a lo divino”,  que logró realizer con la comunidad de cantores del pueblo de San Pedro de Melipilla.  Lito Celis es un experto en décima espinela y conoce las estructuras formales de la cueca porteña.

GABRIEL BAGGIO  (argentino, 1974) es un artista   que reside y trabaja en Buenos Aires.  He conocido su trabajo desde hace años, sobre todo auel que pone en escena la culiniaridad de sus determinaciones filiales, al terner una abuela judía y una abuela italiana, cuyas recetas comenzó a producer y convertir en performances, que luego lo llevaron a investigar las prácticas culinarias de poblaciones migrantes en su barrio porteño de Villa Crespo (bolivianos, chinos, koreanos).   Su disposición para el compromiso afectivo y formal con sus interlocutores me hacen pensar que su presencia en Valparaíso sera fundamental en los ateliers de arte y procedimientos culinarios.  Pero todo esto no es más que una excusa para su propia experiencia como artista visual en un Puerto complejo, acogido por la comunidad del cerro La Loma.

MARIELA  LEAL   (argentina, 1947) es una artista  que nació en Mendoza y que estudió artes visuales en Santiago de Chile (Pontificia Universidad Católica). Su trabajo principal ha sido realizado en video y fotografía. Pero lo principal a considerer en este trabajo de arte y prácticas comunitarias es su disposición personal a acoger, a escuchar, a complicitarse con las comunidades y poner en evidencia una presencia reparadora.

RITTA LARA  (chilena, 1974) es una cocinera excepcional que sostiene el restaurant popular  Cariño Malo, donde solo se   prepara “cocina de hogar”. Esta es una apuesta que va en contra de la inflación grastronómica turística ligada a una cierta idea excluyente   del patrimonio.  Ritta  Lara experimenta sobre formas de elaboración de alimentos que ya no son considerados por la población, porque reprodcuen indicios de una “memoria de pobre”.  En este caso, es una extraordinaria conocedora de formas de hacer cocina porteña y recoge una gran expriencia de la cocina hogareña.

CRISTIÁN CASTRO (chileno, 1968) es un cocinero que se formó en Italia, pero que nació en Valparaíso, Puerto al que regresó después de un largo tiempo, para montar un emprendimiento muy singular:  el Hostal/ Restaurant La Mano de Monja, en el cerro Bellavista. Junto a Ritta Lara formó parte de una asociación de chefs que bajo el nombre de Popular Cuisine lograron hacer reconocer las prácticas de cocina popular como un patrimonio de la ciudad.